sábado, 11 de abril de 2015

EL TEJIDO TWEED

Certificado de garantía de origen

El tweed tiene su origen en Escocia,  muchos dicen que obedece su nombre al río Tweed, idea que no está comúnmente admitida y que no parece que tenga base cierta. Sea como fuere, lo único que no ofrece duda alguna es que es un tejido cuyo origen se encuentra en las espectaculares Highlands  o Tierras Altas de Escocia, cuyo paisaje es verdaderamente bello y que, para los que somos entusiastas de la música, fue descrito magistralmente por el poco conocido pero admirado  compositor Cecil Coles, fallecido a la edad de veintinueve años en la primera guerra mundial.


 
Conjunto de dos piezas con gorra
 
El tejido tweed se caracteriza por ser una lana áspera, pero cálida y resistente. Su textura es calada y elástica y, sin embargo, muy apretada. Se fabrica en liso o tejido de sarga y a menudo muestra el patrón en forma de espina de pescado, o herringbone, lo que por cuestiones obvias se llama en castellano espiga. El tejido se obtiene girando juntas varias hebras de lana de diferentes colores en un hilo de dos o tres capas. Una de las características más interesantes de este tejido es que la pelusa que se crea en la superficie del tejido es un importante aislante natural que rechaza la humedad, lo que constituye algo muy importante para aquellas latitudes.
 
Variedades de tweed

El tweed tiene distintas variantes en función de los diferentes acabados: el Harris, el Donegal, el Silk, etc. Estas variantes proceden, por un lado, de las diversas islas que rodean estas tierras, como la isla Harris, Lewis, Uist y Barra. Estas islas se conocen como Las Hébridas, que musicalmente se describieron de forma magistral por Félix Mendelssohn. Por otro lado, el origen de otras variantes del tweed se encuentra en la forma particular en que cada familia de la zona procedía a tejer la lana, como es el caso del patrón herringbone o el houndstooth, que tienen su origen en los clanes o familias del mismo nombre.
 
Combinación perfecta con corbata 

Los habitantes de estas islas usan solamente lana de oveja autóctona tejida a mano. La finalidad del tweed es soportar las condiciones climatológicas adversas de aquellas tierras, por eso el hilo de tweed se caracteriza por ser muy fuerte con el fin de soportar aislamiento de la humedad y a la vez servir de abrigo.
 
Variaciones con corbata
 
El tweed hasta aquí descrito, que obedece a su concepción más pura, con el devenir de los tiempos se populariza y se transforma. Así por ejemplo en la década de los años 1950 y 1960, adquieren mucha notoriedad  los trajes Linton de tweed de Coco Chanel. El tweed Linton introdujo el uso de hilos artificiales mucho más ligeros. Algunos tweeds se apartaron de la concepción original y llegaron a mezclar lana y otros hilos incluyendo la cachemira, la angora y la felpilla durante el proceso de tejido.
 
La gorra es un complemento perfecto para ámbito campesstre
 

En su origen el tweed es utilizado como prenda de vestir de ámbito rural, no en vano su origen se encuentra, como ya hemos señalado, en la ropa de abrigo que se tejen las clases populares del campo para resistir las adversas condiciones climatológicas y, a la vez servir de ropa de trabajo en las labores del campo.
 
Nostálgicos del tweed
 

En el siglo XIX, estas prendas llaman poderosamente la atención de la clase alta británica y son copiadas para ser utilizadas como prenda fundamentalmente de caza. Desde entonces este tipo de tejidos sigue muy vinculado al ámbito campestre y a las actividades deportivas al aire libre, ya que por su resistencia siempre ha sido considerada como la prenda ideal para el desarrollo de estas actividades. De hecho se celebran periódicamente pruebas ciclistas de nostálgicos de tiempos pretéritos con indumentaria tweed, como se hacía antaño. Estos ciclistas usan tweed cuando viajan en bicicletas clásicas en el llamado Tweed Run.
 
Tweed run

La forma de vestir el tweed es marcadamente informal y no es aconsejable para formalismos en escenarios de trabajo de naturaleza urbana. No obstante, se encuentran admitidas de forma excepcional las chaquetas tweed con corbata cuando no van acompañadas del traje completo del mismo tejido, sino que los pantalones obedezcan a criterios más formales y de corte más clásico. En cualquier caso se recomienda no utilizarlo en eventos, actos o acontecimientos que resulten medianamente formales.
Otras combinaciones con corbata 
 
  
El calzado aconsejable para utilizar en estos casos son los derbys o también Oxford pero en versión full brogue, es decir, con picado completo pero siempre de tonos marrones, debiendo ser estos marcadamente oscuros y nunca negros.

Conjunto de dos piezas


Con gorra de la misma tela, como la que llevo aquí siempre es una combinación perfecta

Por último conviene señalar que existen muchos tejidos en la actualidad que imitan al tweed, pero no son tal. Incluso es posible encontrar americanas que se venden como si fuesen autentico tweed sin serlo. Dada la merecida fama que arrastra este tejido se imita constantemente, y se fabrica incluso siguiendo los cánones que exige su proceso, pero sólo es verdadero y auténtico tweed aquél que tiene el marchamo y etiqueta de calidad que certifica su origen y otorga el órgano competente que es la autoridad que verifica la fabricación de tejido.
 

Certificado de calidad de la tela
 
Lucio Rivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario