sábado, 17 de febrero de 2018

EL TEJIDO HARRIS TWEED HERRINGBONE



En esta época del año las americanas de Tweed se convierten en una prenda esencial para protegernos de la lluvia y el frío.
De todas las variantes existentes dentro del Tweed el más extendido es el tejido Harris, y a su vez dentro de este el más interesante es el patrón en espiga, o como se denomina en las islas británicas, espina de pescado o herringbone, en inglés.





El patrón que se utiliza en este caso es, como hemos comentado, en espiga. Consiste en líneas paralelas inclinadas en forma de “v”. Puede usarse un patrón de cuatro hilos alternando la dirección con los siguientes cuatro hilos (4 × 4), pero también son habituales tamaños más grandes como 6 × 6 u 8 × 8, y excepcionalmente hasta 12 × 12.



Este tejido tiene su origen en el que de forma artesanal elaboran a mano los habitantes de las islas Hébridas. Está hecho de lana virgen pura teñida. La garantía de la calidad se encuentra protegida por la Harris Tweed Act de 1993. 



Estos paños se hacían de forma diferente en cada una de las diferentes islas escocesas, por lo que cada tejido recibe el nombre de una de las islas. En este caso el origen se encuentra en la isla de Harris.



Estos paños llegaron a tener tal valor que incluso se usaron como moneda de cambio.



A principios del siglo XX la fama de los tejidos de espiga de Harris, se extendió de forma notable, lo que provocó la proliferación de tejedores inexpertos realizando tejidos de peor calidad. Estos tejidos perjudicaron de forma notable a la fabricación artesanal.


Después de muchas luchas administrativas, en 1909 se consiguió la protección del tejido Harris, pero no como había sido solicitado inicialmente. La protección abarca a todas las islas, no solo a la isla de Harris, siempre que fabriquen ese tejido artesanalmente. Por otro lado no se concedió la denominación de origen Harris, como pretendían los artesanos, sino que se hizo al amparo y vinculado al Tweed, dando lugar a la protección, denominada orbe, que lleva por rubrica “Harris Tweed”. Con este sello o marchamo de garantía, tenemos la certeza de que estamos ante un  tweed, hilado a mano, tejido a mano y teñido por los campesinos de las islas Hébridas Exteriores.



La garantía es total, porque cada 50 metros de confección de Harris Tweed son supervisados por un inspector de Harris Tweed Authority antes de ser marcados, a mano, con la Marca Orb.



La creación del tejido Harris procede de la pura lana virgen de las ovejas Cheviot y Scottish Blackface. Todo tejido Harris se teje a mano en telares artesanales de pedal en la casa de cada tejedora, que son de dos tipos: el telar de pinzas Bonas-Griffith de "doble ancho" en el caso de tejedoras de fábrica, o un telar Hattersley más antiguo en el caso de tejedoras independientes. Una vez lista la tela, la suciedad, el aceite y otras impurezas se eliminan lavándola con agua jabonosa.



PROTOCOLO DEL TEJIDO DE ESPIGA HARRIS
El tejido de espiga Harris se encuentra íntimamente ligado siempre a atuendos de carácter campestre, informal y menos riguroso, lo que siendo cierto, no impide en ningún caso que podamos lucir una americana Harris de espiga con corbata, lo que no constituye nunca un caso en el que se desentone. Si bien, cuando así lo hagamos, debemos recordar que será para supuestos en los que el rigor y la etiqueta no están presentes, por lo que se puede convertir en un atuendo especialmente interesante para asistir los viernes a trabajar.




PRENDAS
Siempre que nos referimos a este tejido lo primero que nos vine a nuestra mente es identificarlo con una chaqueta. Pero no debería ser así, porque las opciones que nos permite el tejido de espiga Harris es casi interminable. Veamos algunos ejemplos:















COLORES
Los tonos o colores del Harris herringbone son muy variados.






Sobre los clásicos existe uno especial que se denomina espiga superpuesto, en el que sobre el tejido se superponen unas rayas horizontales y verticales: 




Mi favorito es el marrón, me parece que es el más auténtico y el que enraíza más directamente con la tradición original de este tejido.











Es importante poner de manifiesto que cuando combinemos una americana Harris de espiga con una gorra, esta siempre debe ser igual, de tal modo que no solo el tono resulte coincidente, sino también el tejido.



    


Lucio Rivas  

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, por su afectuoso comentario, es usted muy amable. Celebro de verdad le haya gustado.
      En realidad no es frecuente ver mujeres vestidas de tweed, considero que es un tejido muy versátil, aunque hay que saber llevarlo.
      Gracias de nuevo.
      Reciba un saludo muy cordial.

      Eliminar
  3. Un post muy interesante. La verdad que yo tengo una.. y cuando sabes la historia que hay detrás... aprecias la prenda mucho más y con otro cariño y el respeto que se merece.
    Gracias por ilustrarnos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Lucio:
    Echo de menos sus artículos denominados "inspiración"
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Carlos, gracias por su comentario. Tomo nota y volveré a publicarlos.
      Reciba un saludo muy cordial.

      Eliminar
  5. Sé que me deshago en elogios un día sí y otro también, pero estos artículos me resultan de sumo interés y no me puedo resistir a citarlos en mis vídeos. Gracias por hacerlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario. Celebro mucho le guste.
      Reciba un saludo muy cordial

      Eliminar