sábado, 13 de marzo de 2021

EL COMPORTAMIENTO EN LA MESA




El comportamiento en la mesa es una de las normas sociales básicas de educación, y sin duda de las más importantes, habida cuenta que la mayoría de los actos sociales giran alrededor de la mesa. 





Las normas ante la mesa las podemos analizar en dos momentos: antes de empezar a comer y durante la comida.


NORMAS PREVIAS 


1º) DONDE SITUAR A LOS INVITADOS

En cuanto a la organización y distribución de los comensales existe una serie de normas esenciales que debemos observar en todo momento:

- En primer lugar, quien preside la mesa nunca debe encontrarse de espaldas al lugar por el que se accede al comedor y, si es posible, debe situarse frente a la puerta principal.

- Por regla general se alternan hombres y mujeres, de tal manera que las mujeres siempre tienen que tener enfrente a un hombre.

- No se sientan juntas a las parejas, excepto los novios en las bodas.




2º) TIPOS DE PRESIDENCIA DE LA MESA 

En este aspecto el protocolo que se utiliza en España es el francés desde la llegada de los Borbones a principios del siglo XVIII.




 

Ejemplo de presidencia francesa


Presidencia inglesa


3º) TOMAR ASIENTO

A la hora de tomar asiento, debemos de hacerlo siempre después de que se haya sentado la dama que nos acompañe, y nunca antes.

Una vez sentados no debemos levantarnos, salvo necesidades urgentes, como es la de ir al excusado. En ese caso hay que levantarse de la manera más discreta posible y sin dar más explicaciones de a dónde nos dirigimos, simplemente hay que pedir disculpas y levantarse, con ello es suficiente. Nunca debemos levantarnos para otros menesteres como para fumar o hacer una llamada. Las llamadas que debamos hacer deben siempre llevarse a cabo antes de acceder al restaurante o, en su caso, al comedor. 


4º) TELEFÓNO

La primera de las normas a considerar es que debemos tener apagado el teléfono móvil o, al menos, mantenerlo de manera no operativa. 

Hay algunos momentos en los que el móvil no se debe tener conectado, como en el lugares de culto, asistencia a conciertos, ópera, teatro o en espectáculos públicos en general. 

En el caso excepcional de estar esperando una llamada urgente y de carácter inaplazable, se deberá advertir esa circunstancia a los comensales y se tenderá el teléfono en modo vibración en el bolsillo para no molestar a los demás. En caso de producirse la llamada no se atenderá esta en la mesa, sino que el interesado se deberá levantar y ausentarse previas disculpas, que se reiterarán en el momento de volver a tomar de nuevo asiento en la mesa.


El tener apagado el teléfono móvil supone no solo la obligación de que este permanezca desconectado, sino que además no debe estar visible sobre la mesa, por lo que debe estar guardado siempre en el bolsillo. Por supuesto no procede el sacarlo continuamente para comprobar las llamadas y los mensajes.


5º) SERVILLETA 

La segunda norma que debemos observar nada más tomar asiento es coger la servilleta, desdoblarla y situarla sobre nuestro regazo. No olvidemos que la servilleta se debe utilizar siempre para antes de beber, con la finalidad de no dejar señales en las copas, y también después de beber para secarnos los labios.




6º) CONVERSACIONES 

Una vez que se encuentren todos los comensales en sus asientos, y en caso de asistir a una celebración, lo más normal es que compartamos mesa con personas desconocidas o con las que no tengamos confianza suficiente y queremos entablar por cortesía una conversación. En estos casos están prohibidos temas como la política o la religión. Se trata de pasar un buen rato y disfrutar de un momento agradable, por lo que siempre debe iniciarse la conversación alabando a los protagonistas del evento al que asistimos, nunca deben formularse crítica de cualquier índole sobre alguno de los asistentes, por mucha razón que nos asista. 

Por favor, lo que está absolutamente prohibido antes de comenzar a comer es lanzar el impresentable deseo “que aproveche”. No existe nada de peor gusto. 


DURANTE LA COMIDA 

1º) POSTURA.

La regla esencial es no apoyar en ningún momento los codos sobre la mesa. Se apoyan únicamente los antebrazos y sólo en el borde de la mesa para poder utilizar bien los cubiertos.

Debemos permanecer en todo momento erguidos y no recostados o arrellanados sobre la silla. Para ello es necesario que nuestra postura sentada se encuentre con la zona lumbar ajustada al respaldo de la silla.

Guardar la necesaria compostura es esencial y no sólo en lo que se ve sobre la mesa, sino también en lo que no resulta visible. Por ello en ningún momento se encuentra permitido cruzar las piernas debajo de la mesa, para evitar dar patadas a nuestros compañeros de mesa o ensuciarles el pantalón.




2º) LA ESPERA

Cuando nos sirven debemos obligatoriamente esperar a que estén todos los comensales se encuentren también servidos, y en ese momento es cuando debemos comenzar, no antes. La más que escuchada frase relativa a que se espera en el primer plato, pero no en el segundo, es un lamentable error. No es así, comer acompañado es más que un acto destinado a ingerir alimentos, es un acto social.


3º) FINALIZACIÓN

Una vez que hayamos terminado de comer dejaremos los cubiertos en sobre el plato de forma paralela, en este sentido resulta muy gráfica de la expresión de que cubiertos deben situarse sobre el plato señalando, como si fuese un reloj,  las cuatro y veinte. En ese momento podemos posar la servilleta debidamente doblada y no extendida sobre la mesa, y no nos levantaremos hasta que lo haga el anfitrión.


Lucio Rivas


10 comentarios:

  1. Llega por fin el tan esperado artículo; pareciese que leyese mentes, don Lucio, esta información llega en el momento preciso. Es un placer volver a leerlo tras algo de tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y ruego me disculpe por el retraso en publicar ya que diversas ocupaciones me han tenido, muy a mi pesar, apartado del blog más tiempo de lo debido.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  2. Estimado Sr. Rivas,

    Me alegra saber que la demora en su fantástico, se ha debido a la carga laboral y no a otros motivos.

    El artículo me ha parecido maravilloso. Y ha habido un par de conceptos en los que estaba completamente equivocado.

    ¿No se ha planteado usted escribir un libro?

    Muchísimas gracias por la dedicación que realiza a su blog.

    Un saludo.

    Eneko

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eneko. Si tengo en mente escribirlo. Es un propósito que tengo. Lo haré en cuento disponga de tiempo. Muchas gracias.
      Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  3. Maravilloso artículo, siempre aprendo bastante de sus publicaciones. Y me sumo a los comentarios de los demás, sería muy buena idea que escribiese libros de estos temas. Estoy seguro de que serían un gran éxito.

    Saludos y Buen día ¡

    ResponderEliminar
  4. D.Lucio, me ha sorprendido su comentario de "doblar la servilleta" una vez finalizada la comida (tiene un significado algo macabro). No es más correcto dejarla sin doblar de una manera moderada? Y cuándo nos levantamos por necesidad durante la comida, se deja sobre la mesa o en el asiento que ocupamos? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ls servilleta debe doblarse al terminar, para evitar que resulten visibles las inevitables manchas. Se deja doblada minimanente o arrugada cuando nos debemos levantar momentáneamente por causas de fuerza mayor, y se deja sobre la mesa en el lado derecho.
      Saludos

      Eliminar
    2. Gracias por su respuesta

      Eliminar
  5. Me encantan tus entradas Lucio! Haznos un poco de caso a las mujeres en lo que a vestimenta y elegancia se refiere! Me encantaría conocer tus opiniones, un saludo, gran blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Lucía. Lamento mucho no poder satisfacer tu solicitud de la vestimenta femenina, porque es un mundo que sinceramente no domino. En el blog expreso mis experiencias en cuanto a la indumentaria que utilizo así como las soluciones que he ido encontrado en cada supuesto que entrañaba alguna complejidad. Creo que te resultaría a buen seguro mucho mas interesante un blog editado por una mujer que lo que yo pudiera aportar. No obstante tomo nota de tu sugerencia e intentaré hacer alguna incursión en el mundo femenino.
      Gracias de nuevo.
      Un cordial saludo.

      Eliminar