domingo, 26 de diciembre de 2021

LA VUELTA EN EL DOBLADILLO DEL PANTALÓN




Es relativamente frecuente comprobar que en algunos pantalones existe una vuelta en el dobladillo. Vamos a explicar en esta entrega el origen y cuando debe utilizarse el pantalón con vuelta.


Eduardo VIII de Inglaterra  


El origen de la vuelta en el dobladillo del pantalón, como tantas otras originalidades que hoy día nos parecen cotidianas, se encuentra en la figura del que probablemente sea el caballero más elegante de la historia: el Rey Eduardo VIII de Inglaterra. 



Un día el Rey al pisar un charco se mojó el bajo de los pantalones, y decidió remangárselos. Le gustó el resultado por lo que decidió seguir andando con ellos remangados, lo que terminó convirtiendo en costumbre que trasmitió a sus sastres, con la finalidad de que determinados pantalones se los remataran con esa vuelta en el dobladillo.



La vuelta en el dobladillo del pantalón es un remate que supone un grado elevado de informalidad. Esto significa que puede utilizarse pero no en todas las ocasiones, y siempre observando las siguientes reglas:

1º) La vuelta en el pantalón debe priorizarse en los pantalones informales sobre los de carácter formal, lo que significa que lo utilizaremos antes en los pantalones que combinen con americanas que en pantalones de trajes

2º) Del mismo modo tiene preferencia este remate en los trajes informales sobre los formales, ya que los formales pierden tal consideración al ser portados con pantalones con vuelta.



Los trajes de menor rigor formal son aquellos que no son lisos, es decir, los de raya diplomática, los de cuadros o los príncipes de gales en cualquiera de sus variantes, por lo que serán los trajes idóneos para llevar los pantalones con vuelta.




La vuelta del dobladillo tradicionalmente ha tenido unas dimensiones entre 2 centímetros y 2 centímetros y medio, dependiendo de las diferentes épocas. Actualmente y coincidiendo con el hecho de que los pantalones se suelen estrechar, se ha impuesto la tendencia de incrementar la dimensión de la vuelta del dobladillo llegando hasta 5 centímetros, que en determinados casos otorga un resultado muy interesante.



Aprovecho la ocasión para desearles una muy feliz Navidad.


Lucio Rivas

 






2 comentarios:

  1. Feliz año estimado Sr. Rivas,

    Mis mejores deseos para este 2022.

    Me ha encantado el artículo y me viene al pelo, ya que tengo 2 trajes, no de sastrería, con los bajos del pantalón por decidir y ya he salido de dudas, ya que uno es gris claro y el otro de cuadro ventana, es a este último al cual le voy a hacer el dobladillo. Una duda, mido 1,90 y peso 100Kg, tengo pensado hacerlo a 2,5cm, ¿usted lo haría más alto o más bajo? Tengo 47 años.

    Muchísimas por el blog un año más y mis mejores deseos para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado lector, los 2'5 cms. que me indica es suficiente, puede ser incluso algo más, pero nunca menos de esa medida.
      Un cordial saludo y muchas gracias por sus buenos deseos.

      Eliminar