sábado, 12 de diciembre de 2015

EL CUM DEDERIT DE VIVALDI / VIVALDI'S CUM DEDERIT

 
Hace escasas semanas acudí a ver la nueva película de celebérrimo agente secreto James Bond, y en un momento de especial tensión de la película, cuando la viuda del malvado Sciara, interpretada por la siempre cautivadora Mónica Bellucci, quien a sus cincuenta años conserva todo su innegable atractivo, en el momento que se intuye que puede ser ejecutada por los secuaces de la organización de su difunto marido, comienzan a sonar las notas de una pieza que inmediatamente identifiqué como el Cum dederit de Vivaldi.


A few weeks ago I went to watch the new movie of very famous secret agent James Bond, and in a moment of particular film's tension, when the widow of evil Sciara, played by the always captivating Monica Bellucci, who at fifty is very attractive still, when it senses that can be executed by the partisans of the organization of her late husband, they begin to sound the notes of a piece immediately identified as Vivaldi's Cum dederit. 
 
Antonio Lucio Vivaldi

Para una secuencia como esa lo lógico hubiera sido decantarse por instrumentar la tensión de la escena bajo una composición orquestal ad hoc, que resaltara el ambiente que se pretende transmitir al uso de las películas de acción. Sin embargo, el director en este caso se decanta por una pieza religiosa de Vivaldi, donde no existe orquesta sino un pequeño conjunto de cámara. En principio nada más alejado de lo que se contempla en la escena, pero a la vez nada más acertado.

For a sequence like that would have been logical to opt for implementing the tension of the scene under an ad hoc orchestral composition, which will highlight the environment that is intended to convey the use of action movies. However, in this case the director opts for a religious piece of Vivaldi, where no orchestra but a small chamber ensemble. In principle nothing further from what is contemplated in the scene, but nowhere more accurate time.



Creo recordar que es la primera vez que en una película del agente 007 se acude a música clásica para la banda sonora de una secuencia, y la verdad es que el resultado no puede ser mejor.
El Cum dederit de Vivaldi es uno de los momentos más emotivos de la obra Nisi Dominus. El Nisi Dominus (Salmo 126) en Sol Menor, RV 608, compuesto alrededor de 1717 para la Ospedale della Pietà de Venecia, es una siciliana muy lenta que constituye un auténtico regalo para los sentidos con un momento de gran belleza, es una de las arias más espectaculares e hipnóticas compuestas por “il prete rosso” veneciano.

I remember that it is the first time in a film 007 you can hear a classical music for the soundtrack of a sequence, and the truth is that the result can not be better. The Vivaldi's Cum dederit is one of the most emotional moments of  Nisi Dominus. The Nisi Dominus (Psalm 126) in G Minor, RV 608, compoused around 1717 for the Ospedale della Pietà in Venice, is a very slow Sicilian which is a feast for the senses with a moment of great beauty, it is one of the most spectacular and hypnotic arias.
 
 

Tengo necesariamente que recordar las palabras del director de cine Stanley Kubrick, cuando decía que no era partidario de crear composiciones musicales para sus películas, porque todas las sensaciones que podía transmitir ya estaban compuestas en la música clásica. En este sentido no hay más que ver su mítica película 2001: una odisea en el espacio, donde acude para crear ambiente de desasosiego al requiem de Lygeti.

Necessarily I have to remember the words of film director Stanley Kubrick when he said he was not in favor of creating musical compositions for his films because all you could convey feelings were already composed in classical music. In this sense there is more to do his legendary film 2001: A Space Odyssey, where he  created the atmosphere of uneasiness with Lygeti requiem .
 
 
Ospedale della Pietà de Venecia

 
En el caso del Cum dederit de Vivaldi, la obra transmite con precisión lo que se contempla en la secuencia de la película. La música es una siciliana muy lenta, la voz de contratenor es extremadamente delicada, lo que representa la fragilidad de la protagonista de la escena, que está indefensa presagiando su triste final, mientras que la tensión la marca el ostinato del reducido conjunto de cámara. Con ello se demuestra que no es necesario acudir a una magna composición orquestal de corte sinfónico para transmitir una sensación de marcada tensión, quizá sería demasiado fácil. El mérito lo tiene el hecho de poder transmitir esas sensaciones con escasos medios orquestales. En ese sentido Vivaldi es insuperable. Si su genio creador hubiera tenido acceso a magnitudes orquestales como las de finales del siglo XIX, quien sabe si hubiera podido anticipar a Bruckner y a Mahler.

Vivaldi es conocido por sus conciertos para violín, pero resulta mucho menos afamada por el gran público su obra vocal religiosa, que para mi es donde radica lo mejor de sus composiciones.

In the case of Cum dederit of Vivaldi, the work conveys precisely what is contemplated in the sequence of the film. Music is a very slow Sicilian, the countertenor voice is extremely sensitive, which represents the fragility of the protagonist of the scene, who is defenseless foreshadowing his sad end, while the ostinato voltage brand of small chamber ensemble. This shows that it is not necessary to go to a grand symphonic orchestral court to convey a sense of strong tension, it might be too easy. The credit goes to being able to convey those feelings with few orchestral means. In that sense Vivaldi is unsurpassed. If your creative genius had access to orchestral magnitudes as the late nineteenth century, who knows if I could anticipate Bruckner and Mahler.

Vivaldi is known for his concertos for violin, but is much less famous to the general public their religious vocal work, which for me is where lies the best of his compositions.

Philippe Jaroussky 


El texto del Cum dederit son los siguientes versos:

cum dederit dilectis suis somnum:
ecce haereditas Domini, filii:
merces, fructus ventris.
 
Colma a tus queridos en su sueño.
He aquí la herencia del señor, sus hijos
su recompensa, el fruto de sus entrañas.
 
Cum dederit text are the following verses:
 
cum dederit dilectis suis somnum:
ecce haereditas Domini, filii:
merces, fructus ventris.
 
For he has granted to those he loves rest:
behold an inheritance from the Lord – sons:
a reward, the fruit of the womb.
 
 
Andreas Scholl
 
 
Para mi la mejor versión es la de Jaroussky, aunque me pareció cuando ví la película, que la  versión que se escucha es la de Andreas Schöll,  (medio tono más bajo: en 415).
Esta música una vez que se escucha, se apodera de uno de una manera incontrolable.

Aquí señalo dos enlaces. El primero corresponde a la versión de Philippe Jaroussky y la segunda a Andreas Schöll.

For me the best version is the Jaroussky , although I thought when I saw the film, which version you hear is that of Andreas Scholl (average lower pitch: 415). This music once heard, seizes one of a uncontrollably.
 
Here I note two links. The first is the release of Philippe Jaroussky and the second to Andreas Scholl.
 
 
 
 
 
Lucio Rivas 

15 comentarios:

  1. Gracias, tu comentario es tan sencilla como una conversación de dos amigos y un maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario.

      Eliminar
    2. La conocía,amo mi Sicilia natal de mis abuelos y Vivaldi. Hacen cinco años mi hija interpretó bailando esta increíble composición, debiera buscar el video para recordar quien la expone. De lo que sí estoy segura es que en esa obra llamada UN INSTANTE ,que representa la horrorosa guerra en medio oriente, fue mucho más intensa y llenó el alma de miles aparte de la coreografía, por esa música que desde aquel día escucho al menos una vez. Gracias por lo explicado y enseñado. Desde Salta, Argentina.

      Eliminar
  2. Deberías oír la versión de Carlos Mena, insuperable

    ResponderEliminar
  3. Notable Carlos Mena.
    Diré con todo respeto que discrepo con nuestro amigo Rivas. En mi opinión, Scholl tiene sobre Jaroussky una solemnidad que lo libera del tono dramático, casi representativo de Jaroussky. Valga decir que Jaroussky es divino. Mi punto a favor de Scholl es la posición de narrador casi en tercera persona. Dicho lo anterior, Scholl es un virtuoso que hace desangrar mi corazón.
    Scholl y Jaroussky son un regalo de Dios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Acabo de oir las dos versiones y comparto lo que dices.

      Eliminar
  4. Gracias por tu acertado comentario sobre esta obra para la cual no hay palabras. Y Scholl y Jaroussky, bueno... , sin palabras. Gracias infinitas, también, por la traducción. Un regalo que compartes generosamente. Gracias, gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un verdadero placer que personas como tu puedan valorarlo. Gracias.

      Eliminar
  5. Me embarga la emoción por la obra en sí y por lo aquí expuesto. Gracias por la excelente explicación y por los delicados comentarios. La escena de la película es maravillosa. La música es como si el Cielo se abriera en ese momento. Coincido con lo dicho sobre la versión de Scholl. Que gran capacidad de expresarlo... Tercera persona... Sin duda. Es como si no hubiese intérprete, la melodía y la voz son una misma cosa. Es realmente glorioso. Muchas gracias a todos por estos comentarios.

    ResponderEliminar
  6. Mi Biblia es una traducción de la Vulgata Latina de 1884. He leído absolutamente todos los 150 Salmos más de una vez, prestando especial atención al Nº 126 (que para otras versiones bíblicas es el 127) y no encuentro ni rastro de los versos que figuran aquí, en tu excelente descripción de la obra. ¿A qué puede deberse esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría ayudarle. Siempre he leído en todas la referencia que se trataba del Salmo 126, pero desconozco más detalles.

      Eliminar
  7. A mi, la versión que me gusta más es la de la soprano Sandrine Piau

    ResponderEliminar