sábado, 7 de octubre de 2017

COMO DEBEN COMBINARSE LOS GEMELOS METÁLICOS

Hasta ahora hemos visto en diversas entregas como debe ser la combinación y la armonía de los gemelos elásticos, aspecto que resulta sencillo por la gama de colores que estos mantienen.
Ahora bien, el problema surge con los gemelos metálicos que usualmente se utilizan para todo tipo de combinaciones, aspecto que no siempre es acertado.
Aquí vamos a exponer las pautas básicas para la correcta combinación de los gemelos metálicos.



Los gemelos metálicos son de dos tipos: los que portan alguna característica cromática, es decir, los que tienen algún color, y los que no, es decir, los que únicamente participan del color del metal, bien sea plateado o dorado. 

La combinación de los primeros, esto es, los que llevan algún color, es sencilla porque se rige por los mismos principios que hemos siempre puesto de manifiesto para los gemelos ordinarios, lo que nos lleva a concluir que en este caso el color de estos debe ser coincidente con el de la corbata.


Por su parte, los gemelos metálicos con ausencia de color, es decir, aquellos que únicamente tienen el color del metal, son dos: plateados o dorados, y se rigen en su combinación por criterios diferentes a los gemelos anteriores.


Los gemelos metálicos sin color, se suelen utilizar como una especie de comodín, es decir, que pueden combinar con cualquier corbata, y en general, con cualquier conjunto que llevemos. Esto es así porque la ausencia de color definido en el gemelos, unido a la presencia de un color neutro como es el metálico, permite lucirlos bajo cualquier posible combinación.

Aún siendo cierta esta aseveración, no debemos en ningún momento perder de vista que los gemelos metálicos con ausencia de color, tienen también unas estrictas reglas para su combinación que son desgraciadamente muy poco conocidas. Estas reglas son las siguientes:

1º) COMBINACIÓN CON EL RELOJ
Los gemelos metálicos deben siempre armonizar con el reloj, y no solo por el hecho de la proximidad existente entre ambos complementos, ya que el gemelo del puño izquierdo se encuentra situado a escasos centímetros del reloj, sino porque no podemos llevar, por ejemplo, un reloj de pulsera con corona dorada, con unos gemelos de plata, ya que el resultado sería ciertamente de muy mal gusto. El metal de los gemelos debe ser siempre coincidente con el de la pulsera del reloj, o la corona de este. Por ejemplo, si el reloj es dorado o tiene la corona dorada, los gemelos deben ser igualmente dorados. Si el reloj es metálico, tipo acero, los gemelos corresponderán a esa misma característica.







Por otro lado, si el reloj es metálico de esfera negra, debemos procurar que los gemelos respondan a esos mismos parámetros










2º) COMBINACIÓN CON LOS BOTONES.
Cuando vistamos Blazer o una americana con botones metálicos, hemos de prestar mucha atención a estos, ya que el tipo de metal de los mismos marcará necesariamente el que debamos elegir para nuestros gemelos. Esto significa que cuando utilicemos una blazer o americana con botones dorados, por ejemplo, los gemelos deben ser de ese mismo color del metal, aspecto que también tendremos que hacer extensivo al reloj, que debe armonizar en todo caso con el mismo metal que el de los gemelos y los botones.




Observando estas sencillas reglas obtendremos siempre un resultado favorable, y demostraremos conocer las reglas básicas de combinación de los complementos, que es donde radica la verdadera demostración de la clase.

Lucio Rivas

2 comentarios: